Blogia
ungancho

el efecto mariposa

El veinte de enero nevó en Charleroi. Geniac, quien quiera que sea Geniac, miró por la ventana de su habitación y vio bajar el camión hacia el aserradero, seguramente como todos los días. Más tarde, mucho más tarde, tomó vino caliente, aquí o en el restaurante de siempre, y escuchó un poco de música justo después de cenar.

En un universo que creemos haber inventado nosotros mismos, una casualidad inaudita, inimaginada, impesable, nos ha unido. Michael Casey, Luis Armstong, Geniac, usted y yo, formamos, ahora mismo, un grupo coral definitivamente irrepetible.

En un rato volveré a casa. Empieza a hacer frío.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

historias -

Te confieso que me ha costado decidirme:
http://deliquescente.blogspot.com/
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres