Blogia
ungancho

presente


Vino el Príncipe a mi Universidad, pero yo llegué tarde porque no había casi sitio para aparcar. Saludé a Celia, allá a lo lejos, y me quedé cerca de algunos de mis antiguos alumnos. Pensé en cenar con mis padres, pero recordé que tengo cita a las seis con un profesor de Criminología y se me quitaron los ánimos. Luego bajé haste el coche, recogí los libros y subí al despacho. Tengo que terminar los cuadrantes, solucionar las matrículas en espera y corregir los casos prácticos.

También debo devolverle a Tomás el CD. He descubierto en él algunas cosas buenas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Celia -

Uno de los saludos más simpáticos de los últimos tiempos. ¡Menuda pinta con el birrete! ¿eh?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres