Blogia
ungancho

calendario perpetuo

calendario perpetuo

Iba a escribir: "A veces engaño a mi alma y me imagino", pero, al hacerlo, no he sabido continuar y he sentido un vértigo infantil y culpable. Será la temperatura del agua, la que adormece la mente y premia la imaginación más lúcida, la que me incita a la soberbia y al vuelo pretencioso y vulgar. Será. El caso es que me doy por vencido y retomo la idea primigenia. Empiezo leyendo putas para cornudos donde se escribe pautas para conjurados. Living deadly. Hoy le ha tocado a Jesús Munárriz, a Victor Botas, a Antonio Martínez Sarrión. Leo en voz alta poemas de Juan Luis Panero y Miguel D´Ors. ¿Me oirá el del segundo?. En un arrebato de audacia, iba a transcribir "el octavo pilar de la sabiduría", de José María Álvarez, frente a frente con un poema mío. Un casi olvidado sentido del ridículo y lo que me queda de amor propio me lo han impedido. Dios existe, confirmo. O, al menos, eso dice Arancha.

                          calendario perpetuo

            El lunes es el nombre de la lluvia
cuando la vida viene tan malintencionada
que parece la vida

            El martes es que lejos pasan trenes
en los que nunca vamos. 

           El miércoles es jueves, viernes, nada.

           El sábado promete, el domingo no cumple
y aquí llega otra vez -o ni siquiera otra:
la misma vez- la lluvia de los lunes.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

celia -

¡¿te llevas el ordenador a la bañera?!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres