Blogia
ungancho

sorpresas

sorpresas No puede salir bien. La actitud de Esperanza Aguirre -sensata, coherente, rigurosa y responsable- no casa con el moderno ejercicio de la política en España.

La sorpresa, al menos para mí, es que haya sido ella.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres