Blogia
ungancho

a ustedes no les gusta el fútbol

a ustedes no les gusta el fútbol

A Luís Aragonés ya lo conocía. Y me gustaba. Pero la empatía personal que produce el hervidero de madrugadas, fichas y parné terminó por afianzar al mito. Un perdedor siempre descubre a un colega, lo detecta, lo localiza. Doctor Livingstone, supongo. No importa la distancia de años luz que separen persona y personaje, ni la ética, ni la moral, ni el carácter; eso da igual. Es la sustancia, la esencia, el olor a orgullo quemado, lo que está fotocopiado.

Luego, unos son profesores, otros futbolistas y otros basureros, pero todos van al mismo grupo. Ya están clasificados. San Pedro les da el mismo número de habitación en la puerta del hotel.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres