Blogia
ungancho

simplemente fútbol

simplemente fútbol

Se va Beckham, jugador elegante y profesional serio. Durante tres años ha sido un oasis microscópico, un tesoro casi oculto, perdido dentro de un desierto de vanidades cutres y presencias malolientes. No aprendió castellano y procuró no relacionarse nunca con la chusma vacía e indocumentada que compartía con él entrenamientos o le perseguía, incesante, parapetada tras un micrófono de tertulia deportiva. No demostró jamás genialidad alguna, y pocas veces bebió del néctar de los dioses, consciente, quizá, de que el talento es virtud injusta y de que las gracias gratuitas e inmerecidas solo generan, a la larga, envidia e insolidaridad.

L.A. Galaxy será su nuevo equipo. La Liga española, sin saberlo, pone así un punto y aparte en su característico periplo inconsciente y burdo, en su tendencia enfermiza hacia lo nacionalista y cañí.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres