Blogia
ungancho

media hora de ejercicio al día

El autoengaño se alimenta muchas veces del nuevo idealismo de calendario que preside el superyo genérico de nuestra civilización. Voluntarios de fin de semana que no se levantan a despedir a papá cuando se marcha a trabajar a las seis y media de la mañana; amantérrimos padres que anteponen los intereses de sus retoños a las legítimas expectativas de los demás niños y adultos. Tiempos también de tolerancia aparente, pero de plena inquisición oculta, donde, bajo la justificación de una falsa idea de justicia, la indignación, la cólera y la rabia recobran total prestigio.

Pero con media hora de ejercicio al día (pero ¿quién?, ¿qué día?, ¿quién tiene tiempo?, ¿quién tiene ganas?), todo resuelto. Incluso nuestra salud.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres